Todas las uvas que van nuestros vinos han sido orgánicamente y biodinámicamente cultivadas.

En Antiyal creemos que las practicas sustentables en el manejo de nuestras viñas nos otorgan fruta de mejor calidad, una mejor expresión de lugar; una agricultura que cuida la naturaleza para las futuras generaciones.

En Antiyal nos preocupamos de cuidar el vigor y la producción con muy poco riego y un cuidadoso control del follaje. Nuestros rendimientos son bajos, con un promedio de 4 toneladas por hectárea, permitiendo una completa maduración de nuestra fruta.

Las aplicaciones de compost, producido con residuos orgánicos y guano de nuestro campo, cierran el ciclo de nutrientes otorgando fertilidad y salud a nuestros viñedos.

Los viñedos de Antiyal son parte de pequeños campos trabajados de forma sustentable, con un delicado cuidado de nuestras parras que solo es posible en una viticultura de pequeña escala.