Antiyal, una pequeña bodega de una hectárea en la zona de Huelquen nace el año 1996 de la mano de Alvaro Espinoza y su familia, con la idea de producir buenos vinos a pequeña escala y con un manejo orgánico de sus viñedos que hoy también práctica la agricultura biodinámica.

Con el afán de hacer vinos para la familia, para enseñarle a sus hijos y pasarlo bien, nació Antiyal 1998 la primera cosecha, con 3.000 botellas de un  un vino de mezcla con Carmenere, Cabernet Sauvignon y Syrah. En 2001 lanzan su vino Kuyen, una mezcla de Syrah y Cabernet Sauvignon. Hoy hacemos 7.000 botellas de Antiyal y alrededor de 12.000 de Kuyen.